Viaje Internacional durante Semana Santa - ULTIMA PARTE -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viaje Internacional durante Semana Santa - ULTIMA PARTE -

Mensaje  Invitado el Vie 09 Mayo 2014, 13:07

Cuarta y última parte (Este viaje lo tuve que hacer en dos partes porque el foro no me permite hacer un post tan largo. Bueno aclarado esto espero disfruten de esta ultima parte)

Sabado 19 de Abril Regreso a Monte Caseros

Amanece en Sao Borja y el agua comienza a caer (ya la noche anterior cuando nos fuimos a dormir se veía venir), así que después de hacer un poco de fiaca en la
carpa mientras escuchaba al resto ya levantado y desarmando todo decido que era hora de desarmar todo. Salgo afuera y goteaba copiosamente, pasado unos
minutos y viendo que no iba a parar inicio el repliegue. Algunas cosas ya estaban mojándose (la carpa no es gran cosa) y voy trayéndolas hasta las parrillas techadas
donde los otros ya estaban acomodando sus cosas, y empezar a separar lo húmedo de lo seco e ir embolsando la ropa mojada para separarla del resto, y había que
desinflar el colchón, etc. e ir armando el bolso.
Un rato después Edgardo ya estaba repartiendo mate a todos, como para calentar un poco el cuerpo en esa mañana gris y lluviosa; un brasilero que había llegado
con una “Falcon” y a quien conocíamos de vista, de saludarlo cuando estaba cerca de su carpa, se arrima a hablar con nosotros y resulto ser que conocía muy bien
la provincia de buenos aires había estado en muchas de los rodeos y centros de doma, cuando le comentamos como pensamos volver nos dice que porque no hacíamos
un camino un poco más corto y de paso conocíamos otros lugares y nos indica para volver hacia la frontera de Uruguayana que encima no se paga nada. Todos estuvimos
de acuerdo en hacer esta ruta ya que no la conocíamos y el camino por la RN14 se nos había hecho muy largo.



Ya con las carpas levantadas, mientras la lluvia seguia.








Todos reunidos previo a salir, con nuestro amigo brasilero-sentado-.



Pasadas unas tres horas desde que empezó a llover, comenzamos a ver cierta claridad en el cielo y sentíamos como la lluvia ya no era tan copiosa. Todo indicaba que
el mal tiempo iba pasando así que bueno ya todos habíamos preparado nuestras mochilas y bolsos, pusimos todo sobre las motos y comenzó la retirada del encuentro.
Pero lo primero es lo primero y pedí que fuéramos a desayunar (como no estábamos lejos de la ciudad debía haber algo donde tomarnos un café con leche para encarar
nuestro camino con el estómago lleno.

Con algo de lluvia, todavia y todos los bartulos sobre la moto listos para ir a desayunar.




Saliendo del Motoencuentro.



Llendo por un buen desayuno, al centro de Sao Borja.



Según nos habían dicho no muy lejos de allí había una estación de servicio donde podríamos desayunar, hicimos algunas cuadras y empecé a dudar del dato y pregunte
a los lugareños sobre donde había una estación de servicio y me decían que algunas cuadras mas adelante y seguimos, al final allí estaba la famosa estación de servicio,
pero había un problema no tenía nada para desayunar. Pregunto a uno de los playeros y me dice que a la vuelta en la esquina hay un lugar que podría ser lo que buscamos. Edgardo me dice: tenes todas las fichas . . . así que voy a ver que era ese negocio; una vez en la puerta veo a una chica y un pibe hablando en una mesa y les pregunto
si allí se podía desayunar (veía que era como una panadería chiquita, y la chica en muy claro español me dice que no que para eso tendría que ir hacia el centro, frente a
la plaza.
Entonces vuelvo a la estación de servicio y comento lo que paso, el playero viendo que no era lo que buscaba me dice lo mismo que la chica de la panadería, que siga más arriba y frente a la plaza hay un lugar. Así que allá vamos, todo sea por un poco de café con leche caliente.

Esperando a que Yo volviera de ver si podiamos desayunar a la vuelta de esta Estacion de Servicio.



Subimos a las motos y salimos rumbo al centro, de acuerdo al playero después de la segunda “señalera” que entendí era el semáforo, veríamos la plaza y frente a ella el negocio que buscábamos. Y así fue llegamos a la altura de la plaza y lentamente pasamos mirando los negocios hasta que dimos con la cafetería, pero ya nos habíamos
pasado del lugar para estacionar nuestras motos, por lo que tuvimos que dar toda la vuelta y estacionar las motos cerca de la esquina, como estaba demarcado (menos
mal que había lugar para todos.)

Dando vuelta a la plaza para poder estacionar.



Estacionando las motos.



Bueno una vez que dejamos nuestras maquinas, ingresamos al negocio y por las dudas pregunte si vendían café con leche, ante la respuesta positiva comenzamos a mirar
los precios (no teníamos muchos “Reales” para gastar así que había que hacer bien las cuentas. Cuando vino el encargado del local, comenzamos a tratar de explicarle que
era lo que queríamos, y después de mirarnos y escuchar lo que le decíamos empezó a anotar, Yo vi que en el fondo había una vitrina con galletas y otras cosas de panadería por lo que me acerque para ver que pedía para acompañar mi café con leche y vi un triangulo de masa (como si fuera una torta frita triangular) y le pregunte a la chica (muy linda por cierto), si eran dulces o saldadas y me explico algo que no pude descifrar pero le dije dame dos y una vez en la mesa y morder aquella masa encuentro que su relleno era de queso con salchichas picadas. Bueno con el café y esta nueva comida tendría calorías suficientes para encarar el viaje hasta Uruguayana. Pagamos con una vaquita
de reales, para no llevarnos plata que no volveríamos a usar nunca o por muchísimo tiempo al menos.


Desayunando.





Volvimos a la calle y antes de salir del negocio agradeciendo la atención brindada (hasta nos cargaron la batería de un celular o cámara no recuerdo) le pregunto al
encargado como salir para Uruguayana, llama a uno de los mozos y me explica pero era muy complicada su explicación, demasiado rebuscada, por lo que decido que
volvamos por donde vinimos, y una vez que lleguemos a la calle que va hacia el puente hacia Santo Tome, debíamos girar hacia el lado contrario y seguir la cartelería. Tomamos el camino y al llegar a una bifurcación no nos quedaba claro hacia dónde tomar y decido hacerlo hacia la derecha y preguntar; a los pocos cientos de metros
veo una “borracharía” o “gomería” para nosotros, y una persona me dicen que debíamos tomar en sentido contrario hasta una rotonda y tomar hacia ITAQUI y de ahí
derecho (lo mismo averigua Víctor con una familia de la zona) y volvemos. Al pasar la bifurcación que genero la duda y mirar la ruta por la que hacia minutos veníamos
viajando no logramos ver ni a Edgardo, ni a Vicente, ni a Daniel, pasamos de largo pensando que estarían llegando atrás nuestro y casi un kilómetro después paramos,
ya que Yo miraba por el espejo y nada no se veía a ninguno. En eso Víctor decide volver hasta la bifurcación y allí los espera, al rato vienen llegando los tres al parecer
se habían parado a sacarse fotos en un cartel. Bueno todos juntos nuevamente comenzamos a desandar el camino hacia Uruguayana, nos esperaban todavía unos
trescientos y algo de kilómetros de ruta totalmente nueva (la BR-472).

Saliendo de SAO BORJA rumbo a URUGUAYANA.






La ruta estaba en condiciones aceptables, salvo pequeños tramos donde por reparaciones el asfalto no estaba muy bueno, en uno de estos tramos donde faltaba un
poco de asfalto, lo tome como venía y los bizcochitos que habíamos comprado en Sao Borja volaron para terminar desparramados por toda la ruta.
Más adelante nos detuvimos para unas fotos sobre la ruta y lamentar la muerte de los bizcochitos, jajajaja después de esta fatalidad continuamos viaje y llegamos al arco
de ingreso a ITAQUI, donde por supuesto nos detuvimos por algunas fotos para después seguir nuestro camino.

Ingreso a ITAQUI.



Foto sobre la ruta BR-472.



Pocos kilómetros más adelante llegamos a un puente de una sola mano, de acuerdo al cartel que veíamos junto al puente estábamos sobre el rio Ibicuí y el puente
dejaba ver que tenía sus años, el cartel a su lado decía que tenía una extensión de 1317mts, y una placa en una de sus vigas decía que fue hecho en Londres en 1888.
Era imposible no sacarle fotos, así que todos nos detuvimos y nos tomamos nuestro tiempo para hacerlo. No podíamos dejar pasar la esta oportunidad, vaya a saber uno
si algún día volveríamos a pasar por aquí.

Foto sobre el rio IBICUI.









Hasta unos kilómetros atrás el sol no se dejaba ver, el cielo estaba gris pero no parecía que fuera a llover pero poco antes de llegar al puente el sol ya comenzaba a
asomar y la cara del día cambiaba. También cambiaria de a poco el panorama sobre la ruta, veíamos casas más seguido y algún que otro pueblo y algunos cruces con
sensores de velocidad y cámaras para controlar el tránsito, seguramente para darle cierta tranquilidad a los transeúntes por el tráfico de camiones hacia la frontera.

Cartel sobre la BR-472.



Control de velocidad electronico sobre la BR-472.



Pocos kilómetros después, pasamos unos silos gigantes sobre una curva y a partir de allí se notaba que estábamos entrando a las orillas de la ciudad Uruguayana, pero
fue entonces que mirando el medidor de mi tanque veo que la aguja comenzaba a ingresar en la zona de la reserva, me parecía que iba a poder cruzar con el combustible
que me quedaba pero decidí parar en una estación de servicio y una vez que todos se detuvieron le pregunte a Víctor si todavía le quedaba algunos Reales para comprar combustible y me dio sus últimos 10 Reales para que pueda cargar.
Cuando estaba cargando el combustible, cual colegiales Daniel me pide una foto con la “playera”, a lo que se presta sin problemas y acto seguido ven una bicicleta con
motor y a su dueña (que también trabajaba en la estación de servicio) y le piden una foto a la señora, a lo que se niega rotundamente mientras le insistían y termina escondiéndose dentro de la estación de servicio, hasta los empleados del lugar le pedían que se sacara la foto y no hubo caso. Ya esto parecía una estudiantina y seguramente la señora pensó que estábamos tratando de hacerle alguna broma y después de un rato y como ya no la acosaban nuestros fotógrafos, se subió a su bici
con motor y se fue, al mismo tiempo algunos de nosotros la seguimos y comenzamos a salir hacia la frontera.

Ultima carga de combustible en Brasil.



La pobre señora que nos padecio.



Llegamos al ingreso de una especie de autopista donde la demarcación daba una dirección para llegar al puente sin pasar por el centro de la ciudad de Uruguayana y
otra para hacerlo por dentro de la ciudad, la cosa que los otros carteles que deberían estar marcando esto claramente no estaban y equivoco la salida tomando hacia
el centro de la ciudad y bué! una vez en las avenidas del centro pare en una estación de servicio para lograr ubicarnos y llegar al puente, me dijeron más o menos como
hacer y después de volver a preguntar y un par de retomes logramos dar con la calle correcta e ingresamos a una zona que denotaba que ya estábamos en zona de
aduanas, pero sin nadie que nos detenga o nos pregunte algo.

Así terminamos entrando al puente de Uruguayana llamado: Puente Internacional Agustín P. Justo - Getúlio Vargas admirando sus torres y tratando de absorber todo lo
que veíamos alrededor, para después ingresar nuevamente a nuestro suelo, y comenzar con los tramites de aduana y seguir viaje a Monte Caseros.

Al salir de la aduana nos detuvimos en una estación de servicio que esta frente a la frontera, y cargamos combustible (yo cargue mi bidón solamente) pero no había nada
para comer, Dani, que conocía esta zona nos dijo que por ahí más adelante encontrábamos alguna parrilla abierta. Así que salimos pensando en encontrar algo pero todo estaba cerrado ya eran como las cuatro de la tarde. Nos detuvimos en otra estación de servicio con parrilla pero tampoco pudimos encontrar nada y terminamos comprando alfajores y gaseosas para recuperar energías, ya que desde la mañana no habíamos comido nada.
Encima los bizcochitos habían fallecido sobre la BR-472 y todavía faltaba un poco más de 150 kms hasta lo de Daniel. Pero bueno a modo de zanahoria Daniel le pidió a su señora que compre Mortadela y pan para que a nuestro arribo podamos degustar algo. Así que pensando en la Mortadela, salimos de la estación de servicio rumbo a lo de Daniel, donde llegamos poco más allá de las seis y media, completamente felices y todavía sin poder creer todo lo que vivimos. Comimos la famosa mortadela y después
nos pegamos un buen baño porque en poco tiempo más deberíamos estar en lo de Carlos Playuk para degustar el famoso cordero hecho por este gran asador (al que le habíamos prometido estar este sábado compartiendo su mesa.)

La mortadela que nos esperaba al regreso en lo de Daniel.



Una vez limpios y cambiados salimos para su cantina y ahí estaba Carlos junto al fuego con algo más de lo solicitado y esperándonos impaciente entre saludos y comentarios sobre el viaje, llegaron las primeras cervezas y mientras los líquidos corrían fueron llegando el resto de los comensales, entre ellos dos que no conocíamos anteriormente y
que minutos después descubrimos que eran dos guitarristas que venían a amenizar nuestra última cena en Monte Caseros, que fue el moño de este último día por estos pagos. También hubo tiempo para regalos mutuos, de parte de Carlos y de parte nuestra también.
Todos se llevaron algo y hasta hubo tiempo para un sorteo de un cuchillo y un tenedor, el cual se llevó don Vicente con el número 3. Después de esta gran noche, con música en vivo, regalos, fotos etc. había que volver a lo de Dani, pasar las fotos y terminar de preparar todo para nuestra salida rumbo a casa.

La parrilla de Raul con el cordero prometido y algo mas.



Los cantores invitados, un lujo.



El regreso a casa


Ya había amanecido cuando comenzamos a levantarnos y subir nuestros bolsos a las motos, revisar que no quede nada atrás (aunque algunos se olvidaron cosas), atar nuestros bultos, verificar las motos, engrasar las cadenas (quienes debían hacerlo) charla, algo de mate y ya con todo listo, salimos con rumbo a la RN14, pero a unos
pocos kilómetros del centro de Monte Caseros, nos detuvimos para la despedida final, con mucha emoción, abrazos, promesas de regresar, agradecimientos mutuos para finalmente subirnos a las motos y bocina mediante despedirnos vaya a saber por cuanto tiempo, de un lugar que nos abrió los brazos y nos cobijó durante la semana santa.
Iniciada la RN 14 todo era distinto conocíamos el camino, y fue como venir en bajada, gran parte del camino tuvimos una suave brisa empujando nuestro regreso, nos detuvimos por un desayuno, también tuvimos un percance mientras acompañaba sobre la ruta a Edgardo lo pica una abeja y se detiene rápidamente para tomar su medicamente debido a que es alérgico, después todo fue viajar sin problemas hasta el ingreso a Gualeguaychu donde despedimos a Víctor en primer lugar (en el mismo puente donde nos habíamos encontrado unos días antes).

Y un par de kilómetros más arriba se vino la despedida de Edgardo quien seguía su camino hacia Rosario para visitar familiares y continuar con su descanso. A partir de
allí solo éramos Vicente y Yo que seguimos en la ruta tranquilos hasta llegar a los últimos kilómetros de la provincia de Entre Ríos, donde se comenzaba a hacer notar el
tráfico de semana santa y se iba haciendo más lento nuestro viaje, ni hablar una vez ingresados a Zarate Brazo Largo, allí hubo que tomar por la banquina y hacer algunos finitos a los autos y camiones con el fin de avanzar, lo mismo una vez que subimos a panamericana, mas allá de Garín, todo era colas de autos intentando ingresar a la
capital y los alrededores del Gran Buenos Aires.

Aquí ya todo fue una lucha por tratar de avanzar hacia nuestro destino (Panamericana y Ruta 202) donde habíamos quedado con Vicente de despedirnos, pero que no
pudo ser porque el transito hizo que nos distanciáramos y Yo llegue a la Ruta 202 y espere por Vicente unos 15/20 minutos pero como no venía entendí que pudo haber tomado otra salida (él vive en San Isidro), lo llame a Daniel y le dije que ya todos estábamos encaminados y a punto de llegar a casa, así que después de avisar que todo estaba bien, decidí seguir mi camino a casa donde me estaban esperando.
Ya en casa recibí el mensaje de Vicente avisando de que había llegado bien, al otro día lo llame a Edgardo a Rosario y me comunico que estaba bien y disfrutando de Rosario. Bueno este es el final de un viaje que se fue transformando sobre la marcha pero donde todos cumplimos y sobrepasamos nuestras propias expectativas, fue un gran viaje
con gente espectacular, a la que agradezco haber compartido esta salida, como así también a todos a quienes conocí en Monte Caseros, a todos y cada uno, les debo que este haya sido “EL VIAJE”.
Gracias!!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje Internacional durante Semana Santa - ULTIMA PARTE -

Mensaje  Motoviajero el Vie 09 Mayo 2014, 15:08

ESPECTACULAR!!!! se pasaron...


las fotos y todos los relatos exelentes!!!! gracias por contar y mostrar todo
avatar
Motoviajero
Miembro Honorable
Miembro Honorable

Masculino
Cantidad de envíos : 504
Edad : 56
Localización : San Jose del Rincon (Pcia. de Sta. Fe)-Argentina
Moto/s - año : Honda Magna 700 '85 y Honda Magna 1.100 '84
Fecha de inscripción : 12/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje Internacional durante Semana Santa - ULTIMA PARTE -

Mensaje  Gonza el Vie 09 Mayo 2014, 23:40

COMO ULTIMA PARTE.... ¡?¡?¡?¡?¡?¡?  scratch ........... study ...............  
COOOOMOOOOOO UUULTIIIIMAAAA PARRRTEEEEEE.................................       
NOOOOOOOOOO............ QUEREMOSSSSSSSSS MASSSSSSSSSSS           
avatar
Gonza
Miembro Honorable
Miembro Honorable

Masculino
Cantidad de envíos : 3225
Edad : 40
Localización : Campana
Moto/s - año : Twister 250 carajo! ! !
Fecha de inscripción : 04/04/2012

Ver perfil de usuario http://mixviajesenmoto.blogspot.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje Internacional durante Semana Santa - ULTIMA PARTE -

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.