Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  luckner el Jue 03 Mar 2016, 21:03

Hola!
El fin de semana pasado nos fuimos con el grupete local de motoviajeros hasta la desembocadura del rio Quequén Salado donde está el balneario Marisol, exclusivamente por caminos de tierra.
La elección de la ruta se hizo porque serían de la partida dos cuatriciclos que como es sabido no pueden circular por las rutas. De hecho no pueden circular tampoco por caminos vecinales pero allí los controles no son tan estrictos. El otro motivo era tener la vivencia de viajar por el "pais profundo" lejos de las vias masivas. Iba a ser una navegación esquivando ciudades y rutas asfaltadas.
Fuimos los tres estables, Gastón (Keller Quasar), Quique (Honda 300 Rally XRE), el hermano mayor de Gastón , Pablo, odontólogo de Quilmes con el  cuatriciclo Corven 250 de Gastón y yo con mi Honda NX 200.  El segundo cuatriciclo no fué finalmente.
Fuí en la NX 200 porque a la Sahara le encontre un defecto importante en la cubierta trasera y tuve que comprar otra que no llegó a tiempo.
El camino de Tandil a Gardey y Vela es muy lindo para hacerlo de esta manera. Yo venía muy incómodo con el casco nuevo que me apretaba las patillas de los anteojos contra las sienes. Le saqué una de las almohadillas que van con broches de presión y mejoró mucho.
Poco antes de Vela (veniamos con varios cientos de metros de separación por el polvo) veo la moto de Gaston y el cuatri parados. Se había aflojado uno de los palieres, problema endémico que arreglan con una llave de caños tipo pocero....Pablo comentó si no perdería aceite ese motor porque tenía la bota izquierda y el pantalón mojados. Revisamos y vimos que se había salido el tapón que tienen estos motores (hoy en dia casi todos) para tener acceso a la punta del cigueñal y girar el motor. El aceite del carter llega casi justo a nivel de la parte mas baja de este tapón. Quique y Gastón desandaron camino para ver si lo encontraban, yo me quedé pénsando en una solución creativa porque estaba seguro que no lo encontrarían. De un monte cercano saqué una rama seca y me puse a tallar un tapón que enrosqué con un pedazo de trapo en el agujero. Para cuando vinieron los otros dos ya estaba el problema solucionado. A punto de sequir viaje veo que hay una cubierta trasera en llanta. Con el compresorcito que siempre llevo lo inflamos y mas o menos pudimos seguir.
Almorzamos nuestros sandwiches sobre un prado en un montecito de retamas entre Chavez y Vazquez, muy idílico todo.  Estábamos saliendo cuando paró un patrullero de la Patrulla Rural que nos interrogó, por suerte no reparó en el cuatri.
Llegando a Barrow, otra vez el cuatri parado. A pesar de la recomendación de ir mirando el tapón Pablo se distrajo y se voló. Otra vez Gastón y Quique a buscarlo, yo me quedé.... tallando otro tapón! A este le hice una canaleta y con el cordón de una bota lo até a una parte firme del motor para que quedara colgado si se salía de nuevo.
Desde Tandil a Tres Arroyos el camino es directo, casi en linea recta uniendo las localidades y casi siempre a la vera de la via del tren. Pero desde Tres Arroyos en adelante es una especie de cuadrícula caprichosa con decenas de variantes para ir. Yo había trazado una ruta,  convertido cada vértice en un waypoint y cargado a Pepe (Pepe es mi GPS). De esta manera llegamos perfecto a Copetonas. De alli unos km por la ruta que sale de la RN 3 hasta Reta y ahi cruzamos el Quequén Salado por el Puente Viejo.
Aqui hay una obra hidráulica impresionante creada en 1923 por un Ing. Brunand para aprovechar la fuerza del río con dos turbinas e impulsar una fábrica de cal. Tenía tanto excedente de electricidad que abasteció las poblaciones de Oriente y Copetonas. Posteriormente una gran crecida destruyó parte del complejo y se instalaron varios motores diesel que funcionaron hasta la década de 1980. Hoy todo está en ruinas, los motores parcialmente desarmados, un desastre. Al lado quedan los pilares de un puente ferrocarrilero que fué dinamitado.
Nos pasamos mas de una hora recorriendo, sacando fotos y admirando el hermoso paisaje.
De Oriente hasta la costa nos quedaban 25 km y llegamos ya de noche. Allí descubrimos que Gastón no habia concretado nada en materia de alojamiento y ni camping encontramos ya que habíamos llevado carpa y bolsas de dormir por las dudas. Marisol es muy pequeño, con una oferta limitadísima de servicios, de yapa ya no era temporada y estaba casi todo cerrado. Finalmente paramos en un departamentito/cabaña muy pasable cuyo dueño se ofreció a poner en su parrilla la carne que compráramos ya que por supuesto tampoco había ningún lugar para comer.
Lo unico que conseguimos fue una tira de asado de chanchito y unos chorizos, un vinito y pan negro. Igual la pasamos bárbaro comiendo en una pequeña galería viendo como llovía, por suerte paró rápido. Unos baños reparadores y a la cucha!
El desayuno del día siguiente a tono con lo poco que pudimos conseguir, y mate. Nos fuimos a caminar hasta la desembocadura del río y  por la extensísima playa y yo hasta me metí en el mar, faltaba más!
Poco antes de mediodía teníamos todo cargado y listo para salir. Debíamos cargar si o si combustible, el cuatri que consume como un auto y la moto de Gastón estaban en las últimas. Yo era el único con una reserva en un bidon de 5 litros. En Marisol no hay combustible, y las dos estaciones de servicio de Oriente estaban cerradas. Tuvimos que entrar a Copetonas donde sí hay una abierta, y repostamos. También comimos lo que quedaba de los sandwichses  sentados en un banco de la plaza.
Como dicen que mejor malo conocido que bueno por conocer decidimos volver por la misma ruta hasta Tres Arroyos a pesar de haber encontrado a la ida varios tramos de arenales en las que las motos bailaban un poco.  Llegamos,  cruzamos la ciudad y seguimos.
En algun lugar entre Chavez y Juarez, yo venía adelante ya que estaba al mando de la navegación, ya no ví la luz del vehículo de atrás y paré. Nadie apareció y dí la vuelta encontrándome con Quique que venía a pararme. En la moto de GAstón se había roto el cierre de su valijón -o top case como lo llaman ahora- y había desparramado todo su contenido a lo largo de varios kilómetros que Quique que venía último iba recogiendo. Estábamos atando el valijón con cinta cuando -que raro- otro problema en el cuatri, la misma rueda en llanta de nuevo. Se habrá salido el clavo, opinaba Gastón. Que clavo? Uno que entró por un lado y salió por el otro en el borde de la cubierta. Me cuenta con verguenza que es de un viaje anterior y se olvidó de arreglar... Hicimos todo este trecho de cientos de km con una cubierta con un clavo??? Yo no lo podía creer. Puse mi compresor, y nada, no inflaba. Chicos, acá hay otro agujero, vamos a girar la rueda. Y si, tenía un flor de agujero del otro lado. Por suerte era sin cámara y Gastón había traido tarugos que no había usado nunca. Le enseñé como ponerlos bien, y ahí sí la pudimos inflar. Seguimos.
Al borde de Juarez paramos detrás de unos árboles con un patrullero a menos de una cuadra haciendonos los tontos. Había que hacer combustible otra vez y había una estación de servicio bastante en el centro. Nos adelantamos Quique y yo para investigar pero los otros no venían. Otra vez volvimos a donde los habíamos dejado, era el cuatri que no arrancaba. Verifiqué chispa de bujía, nafta venía, le drené el carburador, soplé y chupé por la manguera  y ahi arrancó.
Cargamos combustible, compramos una galletitas y a seguir. Y ahí el cuatri dijo basta. Estaba empacado,  y mal. Probamos de todo a mi alcance, según el dueño llegar hasta el carburador era recomplicado, ya eran mas de las siete de la tarde. Si tenes seguro con remolque ATM no perdamos mas tiempo, dije,  porque hacernos los ciento y pico de km de tierra en la oscuridad con este aparato fallando tanto no me cierra. Finalmente no quedó otra, por suerte ATM le dijo que ya mandaban un remolque. Primero insistí en quedar los cuatro juntos, deliberamos, finalmente Quique y yo volveríamos a Tandil por ruta y los dos hermanos con la grua y la otra moto.
El tránsito sobre la 74 un infierno, llegamos a Tandil a las nueve de la noche.
A pesar de todos los problemas el balance fué positivo, un lindo viaje. Los caminos interiores un placer a pesar de ser en ocasiones solo huellas con pasto en el medio y arenales en algunas zonas,  caminos anchos y entoscados, otros tan angostos que no admitían dos autos, otros de tierra pura que cuando llueve son intransitables. Triste la cantidad de viviendas abandonadas y pueblos prácticamente fantasmas. Vimos dos escuelas rurales en ruinas. Muy poca fauna, salvo aves y algun peludo, mulita o cuí. No vimos perdices ni liebres. Ni un paisano recorriendo. No creo que en todo el viaje excepto en los bordes de las poblaciones nos hayamos cruzado con más de 10 vehículos.
La moto anduvo perfecto. A la velocidad que el camino imponía -entre 60 a 65 km/h-  rindió 2,7 l/100 km o 37 km/l. A pesar del cojinillo el asiento duro me dejó el cucú a la miseria! Ya no sabía como sentarme...
En total hicimos 547 kilómetros, casi todo por tierra excepto los 80 km de Juarez a Tandil. Por la poca velocidad de crucero (el promedio fué de solo 46 km/h) y las varias horas perdidas en problemas mecánicos del cuatri el tiempo rindió poco y faltó resto para disfrutar de las bellezas de la cuenca del Quequén Salado y de la playa.
No sé que opinan mis compañeros de viaje pero para mí la flota mixta moto/cuatri no va. Las velocidades son diferentes, a solo 60 km/h el cuatri de cuatro velocidades venía enroscadísimo a punto de explotar. Las cuatro ruedas de balón levantan tanta tierra que generalmente lo mandabamos atrás. Y su condición de vehículo no apto para circular convierte el viaje en una tómbola con resultado incierto.
Saludos,
GUIDO


Tapón improvisado, versión 1.0


Edificio historico en EStación Lopez


Lo que queda de Alzaga


Almuerzo

Pastito en el camino!


Tapón improvisado versión 1.1

Complejo hidrotermoeléctrico de 1923, y pilares del  viejo puente del ferrocarril


Sala de máquinas


Desembocadura del Quequén Salado en el Atlántico


Al agua pato!


Cerca de los árboles al otro lado del río está la Cueva del Tigre


El Q. S. es el único río de la provincia que tiene cascadas

El Q. S. en una parte tranquila


En Copetonas me hicieron un homenaje!

luckner
Miembro Silver
Miembro Silver

Masculino
Cantidad de envíos : 144
Edad : 71
Localización : Tandil
Fecha de inscripción : 20/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  FCP el Jue 03 Mar 2016, 22:12

Grande Guido .El próximo viaje que haga te llevo.Un seguro para no quedar a pata.Otra que Mac Guiver.Muy buena travesía.
Saludos.

FCP
Nuevo en el foro
Nuevo en el foro

Masculino
Cantidad de envíos : 32
Edad : 49
Localización : Coronel Suárez
Fecha de inscripción : 17/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  Gonza el Vie 04 Mar 2016, 11:19

Hola Guido Luck  Shocked   Razz   tongue

bueno solo mire las fotos  y por falta de tiempo no pude leer. lo voy a leer tranquilo en el trabajo. 
las fotos estan geniales y veo una reparacion casera ahi que esta muy bien!!! 
despues te comento bien pero no queria dejar de comentar....  scratch     ................. Suspect   No!!!! 

saludos
avatar
Gonza
Miembro Honorable
Miembro Honorable

Masculino
Cantidad de envíos : 3225
Edad : 40
Localización : Campana
Moto/s - año : Twister 250 carajo! ! !
Fecha de inscripción : 04/04/2012

Ver perfil de usuario http://mixviajesenmoto.blogspot.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  luckner el Vie 04 Mar 2016, 19:49

Hola!
Amigos, me parece que se me va la mano con la extensión de los relatos. Me embalo escribiendo, es una tara mía que reconozco, y me espanto cuando veo el chorizo que resultó.
Asi que, sin miedo me dicen si los recorto o sigo así.
Me olvidaba de comentar que la Cueva del Tigre que menciono en el relato era la guarida de un famoso forajido del siglo XIX que asolaba a los viajeros que usaban el paso del río que había allí. Ese paso era tambien usado por los arreos de ganado que se pasaban a Chile luego de los malones, provocados en el sur de la provincia. Había uno más al norte en proximidades de lo que hoy es Coronel Suarez, que comenté en el viaje anterior.
Saludos,
GUIDO

luckner
Miembro Silver
Miembro Silver

Masculino
Cantidad de envíos : 144
Edad : 71
Localización : Tandil
Fecha de inscripción : 20/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  gdp el Vie 04 Mar 2016, 21:52

Que linda experiencia, Guido !!!, 

A mi me resulta corto, jajaja

x ahora, no hay ninguna salida en carpeta .... Mad, asi que x lo menos disfrutamos las de otros ....


SAludos !!!!

Gerardo
avatar
gdp
Miembro Honorable
Miembro Honorable

Masculino
Cantidad de envíos : 527
Edad : 50
Localización : Argentina
Moto/s - año : Smash 2012 / Patagonia BlackStreet 150 2015
Fecha de inscripción : 17/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  Payador el Sáb 05 Mar 2016, 12:00

Buenísimo RELATO, con mayúsculas Luckner. No los acortes, por favor. Coincido con Gerardo. 


Y si, los paradigmas de la explotación rural nos han conducido a esto. Un país sembrado de soja... y de taperas. 


Tristísimo para los que suponemos que la vida frente a la naturaleza puede ser otra cosa, que el progreso no es vender y vender consumo de necesidades superfluas y y que la dignidad de la gente no se mide con la ganancia de las multinacionales. 
Dejando eso de lado... tu capacidad de crear y aportar soluciones con lo que hay a mano siempre sorprende. 
Creo que tenés razón que los cuatri y las motos no van juntos... de todas maneras el amigo Gastón... es demasiado despreocupado parece. Si era el que tenía que reservar el alojamiento... y encima "varear" el clavo. 
Bueno Guido, gracias. 
Felíz día del Motociclista Argentino, hoy 5 de marzo a todos los que llegan... aunque no entren al viejo boliche! Abrazo inmenso. P.
avatar
Payador
Miembro Gold
Miembro Gold

Masculino
Cantidad de envíos : 475
Edad : 58
Localización : Las Flores, provincia de Buenos Aires.
Moto/s - año : Yamaha YBR 125. 2012
Fecha de inscripción : 27/05/2014

Ver perfil de usuario http://www.pablosolo-payador.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje a la desembocadura del río Quequén Salado

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.